Declaración de Dispensario Nacional acerca del estallido social 

No eran sólo 30 pesos. El 18 de octubre, el país finalmente dijo basta y le hizo frente a las élites políticas y económicas responsables de que nuestro país sea uno de los más desiguales del mundo. Detrás de nuestro Dispensario Nacional hay chilenxs con las mismas angustias que la mayoría del país ha tenido que sufrir por más de 30 años. Es por eso que nuestro apoyo a las movilizaciones es irrestricto. 

El mundo cannábico también es víctima del neoliberalismo. Tan pronto esta planta empezó a legalizarse en distintas partes del mundo, las empresas cannábicas comenzaron a aparecer y el poder a concentrarse. Si bien todavía no es posible privatizar las semillas de cannabis, las solicitudes se acumulan cada vez más en las oficinas patentadoras del mundo, esperando al día que les llegue la lotería.

Pero así como la salud y la educación, los beneficios del cannabis no pueden pertenecer a intereses privados. Deben ser de la gente. 

Acerca de la violencia

Si bien nos oponemos a todo tipo de violencia, creemos que aquella ejercida por el ente que ostenta el poder es la que más urgentemente hay que condenar. Es por eso que repudiamos, ante todo, la violencia ejercida por el Estado: Desde el catastrófico error de sacar a las Fuerzas Militares a la calle, que terminó por empeorar el escenario quitando más vidas, hasta la represión desmedida que Carabineros mantiene hoy y que ha dejado a más de 200 ciudadanos mutilados.

Dicho esto, también nos oponemos a que gente trabajadora tenga que ver su fuente de sustento quemada o saqueada. Muchos de estos también estarían en las calles si no fuese porque su pan diario depende de que abran o no.

Un mensaje

Nuestro mensaje a los usuarios cannábicos que salen legítimamente a manifestarse: No bajen los brazos. 

Sólo por medicarnos muchos hemos tenido que aguantarnos penas más graves que las que les dan a criminales de cuello y corbata que sí han abusado del país. Nos han aplastado por suficiente tiempo.

Esta es nuestra oportunidad para cambiar la Constitución. Aprovechémosla: Creemos un país donde la riqueza esté bien repartida, donde los salarios sean dignos, donde nuestros Pueblos Originarios y su sabiduría tengan la voz que se merecen. ¡Creemos un país donde delitos sean crímenes reales y no medicarse con cannabis!

¡Sigamos en la lucha, que el pueblo finalmente ha despertado!

Déjanos un mensaje

Quizás puedes llamarnos por teléfono en horario de oficina, mientras tanto déjanos un mensaje

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search