Skip to content

ÚLTIMAS NOTICIAS

Denuncia al estado de chile

Dispensario Nacional, primera asociación chilena de cultivo colectivo de cannabis, denuncia al Estado de Chile por graves vulneraciones a los DD.HH.

“Dispensario Nacional, primera asociación chilena de cultivo colectivo de cannabis, denuncia al Estado de Chile por graves vulneraciones a los DD.HH.”

Este lunes 18 de abril se presentó una denuncia en contra del Estado de Chile ante la Comisión Interamericana de DDHH, por violaciones a los derechos humanos del señor Luis Quintanilla Alarcón, Presidente de Dispensario Nacional, de sus socias y socios (pacientes usuarios de cannabis para fines medicinales) y de la referida Corporación, la primera asociación de cultivo colectivo de cannabis en Chile.

Los abogados Juan Pablo Olmedo y Andrea Ruiz, denunciaron ante la Comisión Interamericana de DDHH las prácticas de persecución del Estado de Chile en contra de las personas que cultivan cannabis para fines medicinales.

El Presidente de Dispensario Nacional, quien ha desarrollado una búsqueda humanitaria de acceso seguro al cannabis para sus pacientes asociados, fue condenado como autor del delito de cultivo de especies vegetales del género cannabis, conforme al artículo 8º de la ley N° 20.000, por cultivar cannabis, de propiedad de la asociación, para la gestión de las necesidades médicas y/o terapéuticas de sus socias y socios, decomisando el equipamiento y destruyendo la materia vegetal y el cultivo de la corporación. En particular, las actuaciones de investigación, persecución y sanción de la policía, el Ministerio Público y el Poder Judicial vulneraron los derechos reconocidos por la Convención Americana de Derechos Humanos, en particular y entre otros, el derecho a la vida, a la integridad personal, a la salud, y a la libertad personal, de conciencia y de asociación, y generaron responsabilidad internacional del Estado.

Las asociaciones de cultivo colectivo de cannabis, corporaciones sin fines de lucro, están debidamente constituidas al amparo de la ley N° 20.500 y representan un modelo social, cooperativo y compasivo, que acoge a pacientes que no pueden cultivar, ya sea por imposibilidad física, por tiempo, desconocimiento o por miedo a ser criminalizados, y no pueden ser objeto de hostilidad institucional al ejercicio de la libertad de asociación, en especial, considerando el deber que pesa sobre órganos del Estado de garantizar la plena autonomía de las asociaciones y no adoptar medidas que interfieran en su vida interna, conforme lo dispone el artículo 2° de la ley N° 20.500.

Esta denuncia será expuesta durante el día jueves 28 de abril, dando inicio al ciclo de seminarios “Cannabis y Derechos Humanos”, con invitados internacionales y que en su primer módulo tratará sobre: “Persecución estatal al cannabis; la batalla de las víctimas”, organizado por la Federación Chilena de Cultivos Colectivos, FECHICC.

Estudio juridico Olmedo y Ruiz